Katherin Olivos, socia fundadora de SpacioKaths

Compartir

“NECESITAMOS DERRIBAR BARRERAS Y APOYAR MÁS EL EMPRENDEDOR”

Tras reinventarse una vez más, luego de la muerte de su esposo, la exitosa diseñadora creó una tienda especializada en moda de alta costura para “mascotas y humanos”, que resume su constante búsqueda por superar desafíos, abrir espacios de innovación y transmitir a las jóvenes generaciones un mensaje de perseverancia, esfuerzo y tesón para salir siempre adelante, sin importar los sacrificios que se deban hacer para llegar a la meta.

– ¿Cuál ha sido el desafío más grande para emprender en su vida?

Con todo lo he vivido, fue tener la convicción de tener que volver a pararme y reorganizar mi vida. Además de reinventarme después de una deuda millonaria de casi 750 millones de pesos que me dejó la muerte de mi esposo.  Pensé que nunca iba a lograr recuperarme, pero golpeando puertas y con la ayuda de mucha gente que me quiere, pude sobreponerme y salir adelante. Él fue lo más importante de mi vida, y sentí que nunca lo iba a poder superar, pero aquí estoy nuevamente recuperada y trabajando de lunes a lunes sin parar. Mi carácter y perseverancia me dan fuerzas y me impulsan a seguir luchando para lograr los objetivos y metas que me propongo aquí y ahora.

– ¿Qué falta para fortalecer la ayuda a las Pymes?

Hay muchos temas pendientes en este aspecto. Creo que las Pymes no logran afirmarse desde el estadillo social y la pandemia, a lo cual hay que sumar las tragedias que vivimos cada día tanto en nuestro país como en el mundo. Además, hoy existen muchos obstáculos y trámites que solicitan para una ayuda o postulación financiera, pero las Pymes necesitan ayuda rápido, porque son ellas quienes ayudan a la economía del país. Se puede solucionar esto, pero hay que darle más impulso al modelo de negocios, ya que somos un país que tiene mucho potencial.

– ¿Cuál es la importancia de su liderazgo y emprendimiento?

La capacidad de transmitir confianza, honestidad, y sobre todo de dirigir un grupo de personas de manera que se sientan muy motivados y puedan cumplir con los objetivos planteados. Estas características se resumen en el foco al propósito, la autenticidad, persistencia, confianza y la pasión por mi trabajo, para que después de eso vengan los frutos y beneficios. No se obtiene nada con tener un emprendimiento si no tienes pasión y amor por lo que haces. El emprendimiento significa mucho más que comenzar un nuevo negocio. Es la oportunidad de convertir a las personas en entes más creativos, proactivos, innovadores. Esa pasión y dedicación cualquiera la debería tener en su ADN, independientemente de la profesión que elijan.

– ¿Qué estrategias cree usted que son las más óptimas para seguir liderando como mujer en el mundo pymes?

El liderazgo poco tiene que ver con las certificaciones o acreditaciones académicas. Para que un buen líder exista solo necesita personas que crean en su capacidad de transmitirles motivación cada día. En mi caso, es la seguridad, confianza y estrategia para que mis colaboradores sepan cumplir metas, y tengan la capacidad psicológica de ver que tan importante es, en sus vidas, el objetivo de aspirar también a un emprendimiento propio. Hacerles emprender que la mejor forma de llegar al objetivo es tener convicción y confianza en uno. Además, el trabajo en equipo se da de forma natural cuando todos reman hacia el mismo desafío, son menos reacios al cambio y se desafían a superarse a sí mismos diariamente.

– ¿Cómo se proyecta en su vida y actividad?

Un plan de vida es una manera de planear a futuro las cosas que necesitamos y que queremos hacer en nuestra vida. En mi caso yo no proyecto mi futuro, sino que proyecto el día a día, semana a semana y mes a mes, debido a todos los cambios que vivimos en el mundo. No saco nada con proyectarme a 5 años, por ejemplo, si no sé cómo estará el mundo en esos 5 años. Pueden pasar muchas cosas, pero sí me proyecto en grande, entregando siempre mi enseñanza de vida a partir de las metas que he logrado, de mis proyectos. Viéndolos con mesura, pero siempre cautelosamente disciplinada y en silencio, ya que es la mejor herramienta para que las metas se cumplan.

– ¿Qué consejos da a las personas para seguir emprendiendo?

Mis consejos es escuchar siempre a tus clientes, qué es lo que quieren, lo que buscan y lo que les gustaría. Un buen emprendimiento comienza por un buen servicio, nunca te rindas, siempre persigue tu meta aunque las personas te digan lo contrario. Siente lo que dice tu corazón y tu cabeza, no te muevas solo por el dinero, valora siempre tu trabajo no lo regales y valorízate a ti misma. Separa siempre tus finanzas de las de tu negocio, aunque te cueste. Se disciplinado y ordenado. Y fundamentalmente se honesto, la honestidad va de la mano con los valores para llegar a ser una persona exitosa.

Katherin Olivos

Una mujer emprendedora de carácter fuerte, perseverante, que dice las cosas sin filtro, se plantea metas y las cumple. Así se define la diseñadora chilena Katherin Olivos, cuya extensa carrera personal y profesional ha estado marcada por hitos de gran trascendencia, como su exitosa participación en el Fashion Week de Vancouver, en Canadá.

Trayectoria que, como ella misma enfatiza, no ha estado exenta de fracasos, “como le sucede a muchas emprendedoras”, pero de los cuales siempre ha obtenido las respectivas lecciones que le han permitido reinventarse, fijarse nuevas metas y salir adelante. Así lo demostró recientemente, con el lanzamiento de su nueva tienda especializada “SpacioKaths”, proyecto que ella misma posiciona como un “conjugación armónica” de sus dos grandes amores: la alta costura y los animales.

“Una muestra de nunca descuido mi objetivo, de que siempre estoy concentrada en lo que deseo alcanzar, y de que siempre pienso antes de tomar una decisión o realizar un proyecto, porque no dejo que otras personas influyan en mis decisiones”, asegura.

Una característica que, a su juicio, es vital para subsistir en un mundo tan competitivo como el actual, y donde además enfatiza que “hay que ser fuerte y decidida para creer siempre en una misma”.

“Por eso me considero una persona de carácter, ya que para muchas mujeres ser fuertes e independientes es una tarea difícil, sobre todo en un mundo donde más personas, jóvenes y graduados, no se independizan, y tampoco consiguen trabajo, ya sea por miedo, por no tener oportunidades, o porque simplemente no quieren dar el paso”.

Deja un comentario